Transcription

TRABAJO DE FIN DE MASTERCurso Académico: 2015-2016LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN LAPREVENCIÓN DE LA DELINCUENCIAJUVENIL: LA ESCUELA DE FAMILIANombre: Susan Cuentas MartelDirigido por: D.ª Elena Iñigo Corroza

MÁSTER UNIVERSITARIO EN MATRIMONIO Y FAMILIAInstituto de Ciencias para la Familia Universidad de NavarraTRABAJO FIN DE MÁSTERLA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN LA PREVENCIÓN DE LADELINCUENCIA JUVENIL: LA ESCUELA DE FAMILIASUSAN CUENTAS MARTELDirectora del trabajo: Elena IñigoPamplonaSeptiembre 20160

1

LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN LA PREVENCIÓN DELA DELINCUENCIA JUVENIL: LA ESCUELA DE FAMILIASUSAN CUENTAS MARTELDirectora del trabajo: Elena Iñigo20162

“A Dios y a mi iglesia amada que develaron antemis ojos la importancia de la familia y sutrascendencia para el bien de la humanidad”3

La crisis actual en la que se encuentran las familias evidencia el debilitamiento de losvínculos familiares y demás distorsiones en su concepción y estructura. Ello traeconsecuencias nefastas para la sociedad, siendo una de las más relevantes ladelincuencia juvenil.Frente a esa realidad es imprescindible rescatar el valor de la familia como principaly primer espacio de educación de la persona, donde se desarrollan los aspectosfundamentales que hacen posible su humanización. En ese sentido, el aprendizajeque se adquiere allí es insustituible, y representa el más eficaz mecanismo deprevención frente a cualquier problema social como el de la delincuencia juvenil.Palabras clave: Familia, educación, delincuencia juvenil, factores de riesgo,prevención, escuela.The current crisis in which families are evidence of the weakening of family ties andother distortions in its conception and structure. This brings dire consequences forsociety, one of the most important juvenile delinquency.Faced with this reality is essential to recover the value of the family as main and firstspace education of the person, where the fundamentals that make possible itshumanization develop. In that sense, learning is acquired there is irreplaceable andrepresents the most effective prevention mechanism against any social problems suchas juvenile delinquency.Keywords: Family, education, juvenile delinquency, risk factors, prevention, school.4

ÍNDICEDEDICATORIA .RESUMEN .ÍNDICE .INTRODUCCIÓN .CAPÌTULO I: LA FAMILIA Y SU IMPORTANCIA EN LA SOCIEDAD1.1 La familia.1.2 Relevancia de la familia en la sociedad1.3 Aporte para la humanidad.1.3.1 Asegura la reproducción y permanencia de la raza humana1.3.2 Protección social ante crisis1.3.3 Educa para la socialización y sociabilidad1.3.4 Escuela de humanidadA. El aprendizaje del amorB. Aprendizaje de las virtudes fundamentales que hacen posible la paz yfraternidadC. Aprendizaje de la libertad y de la afectividadCAPÍTULO II: CRISIS DE LA FAMILIA Y DELINCUENCIA JUVENIL2.1 De la familia tradicional a la familia moderna . 2.2 Crisis actual de la familia .2.3 La delincuencia juvenil consecuencia de la crisis familiar 2.3.1 La Delincuencia juvenil .A. Concepto .B. Problema social mundial .2.3.2 Factores de riesgo en la delincuencia juvenil .A. Factores individuales . .B. Factores familiares .C. Factores Sociales .CAPÍTULO III: LA ESCUELA DE FAMILIA COMO MECANISMO DE PREVENCIÓN3.1 Valor educativo de la familia .3.2 La Educación en la familia . .3.2.1 Principios3.3 Propuesta de Educación familiar para la prevención de la delincuencia .3.3.1 Niveles de intervención:CONCLUSIONES .REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .5

INTRODUCCIÓNDesde el siglo XVIII en la sociedad se iniciaron una serie de cambios ytransformaciones en todos los ámbitos, muchos de ellos inequiparables con los que sehabían producido en toda la historia de la humanidad, como por ejemplo, el inicio dela industrialización, y más reciente el descubrimiento de internet y todas las nuevastecnologías que han revolucionado la comunicación. Ello estuvo acompañado delsurgimiento de diversas corrientes ideológicas y movimientos sociales que fueroncambiando radicalmente la forma de pensar de las personas, y por consiguiente, suforma de actuar respecto a aspectos de fundamentales de la sociedad, como es lafamilia.La nueva forma de concebir la familia y las relaciones que se dan dentro de ellaha generado una crisis significativa en esta institución que se evidencia en elcreciente incremento de la disolución de los hogares de las parejas casadas, pordivorcio o separación; en el retraso en la formación de parejas; en la cohabitación sinmatrimonio, originando el nacimiento de niños fuera del matrimonio; en los cambiosen la estructura familiar, transformándose el modelo tradicional a uno de familias conjefatura femenina. Asimismo, han proliferado diversas tipos de familias como lareconstituida, la familia monoparental, entre otras. Todo esto ha contribuido con lageneración de una serie de problemas en la sociedad, como es el de la delincuenciajuvenil.La delincuencia juvenil es un problema social que en las últimas décadas llego aagudizarse profundamente afectando a un gran número de personas, lo que conllevóa que la Organización Mundial de la Salud la califique hace algunos años comoproblema de salud pública, en clave "epidemiológica" por sus efectos calificadoscomo "devastadores" debido a su extensión y efectos sobre la salud.6

Al respecto, los estudios demuestran que en la génesis de la delincuencia existenuna serie de factores individuales, familiares y sociales. Siendo el factor de tipofamiliar, según las investigaciones, el que mayor influencia tiene para la generacióny/o consolidación de la conducta delictiva. Dentro de este factor se encuentra unaserie de variables y aspectos que provienen de la educación recibida en el hogar porlos padres.A pesar de lo mencionado, en los lugares donde más se manifiesta de maneracrítica este problema, como es el caso de los países de América latina, no hanimplementado políticas para su erradicación que tomen en cuenta la familia comofactor clave en la prevención. Es decir, se deduce que no son conscientes de la realimportancia que tiene la familia, específicamente, la educación familiar frente a esteproblema.Si bien es cierto en el mundo mediante una serie de documentos los Estados ydiversas organizaciones mundiales como la ONU expresan que la familia es la célulafundamental de la sociedad y que hay que protegerla, en lo concreto, ello no sedemuestra. Por el contrario, se siguen aprobando una serie de legislaciones como elmatrimonio homosexual, divorcios exprés, la adopción de niños por parejashomosexuales, etc., que lo único que hacen es seguir debilitando esta institución, loque al final sigue generando consecuencias terribles para la humanidad, como ya seviene evidenciando.Por todo lo mencionado, este estudio pretende llamar la atención sobre la granimportancia que tiene la familia en la sociedad, especialmente la educación que seejerce dentro de ella por los padres. Pues dependiendo de cómo se haya llevado acabo se formarán seres humanos íntegros con virtudes sociales que hagan posible unmundo mejor donde el bien común sea la principal característica, o lo que es peorpersonas insanas violentas y que generan caos, destrucción y sufrimiento como seestá viendo en el presente.7

CAPÍTULO ILA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN LA PREVENCIÓN DE LADELINCUENCIA JUVENIL: LA ESCUELA DE FAMILIAEn el presente contexto, han proliferado una serie de ideologías y movimientosque desvirtúan el verdadero significado de la familia. Ello ha devenido en unaconfusión respecto a lo qué es realmente esta institución, y a que ciertos sectores dela sociedad expresen diferentes posturas al respecto. Es decir, el significado de lafamilia y del matrimonio ya no es el mismo ni es único. Para muchos la familia esuna simple asociación, y es lo mismo llamar familia a la comunidad conformada porpadres e hijos o llamar familia a una pareja de homosexuales que adoptan hijos. Paraotros, sigue siendo una institución natural creada por Dios.A pesar de los diferentes puntos de vista sobre la familia y todo lo que ellaimplica, todavía existe consenso respecto a que esta institución es de granimportancia para la sociedad. Así lo manifiesta claramente la ONU en laDeclaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948 en el artículo 15,apartado 3 donde expresa que “La familia es el elemento natural y fundamental de lasociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”. Estaorganización no solo reconoce su relevancia social, sino que demanda su protecciónpor parte del Estado y la sociedad en general.Además, en la mayoría de los análisis y propuestas de política de los países se leatribuye un papel central, y se hace especial énfasis en que los cambiosexperimentados en su estructura tradicional se asociaría a la desintegración social(Arraigada, 202:143). Asimismo, los últimos estudios sociológicos realizados en laUnión Europea afirman que la familia continúa siendo la institución más valoradapor la sociedad y el marco más importante de convivencia e integración social paralas personas (Montoro, 2013:14). En ese sentido, la Cepal en coordinación con laPrograma de las Naciones Unidas ha realizado diversos estudios que con respecto ala familia donde enfatiza la importancia de reforzar las funciones de la familia,8

especialmente dar sustento a las funciones básicas, a fin de, fortalecer los lazosfamiliares y promover la construcción de estructuras familiares más democráticas(Arriagada, 2006:5). Es decir, la trascendencia de la familia para el bien de lasociedad es un hecho reconocido no solo por las organizaciones sino por la sociedaden general, la evidencia es avasalladora al respecto.Como se puede apreciar, la gran relevancia de la familia en el desarrollo de lahumanidad es innegable, por ello fue y sigue siendo la célula fundamental de lasociedad. Fundamentalmente, porque es el primer y principal ámbito de educación ysocialización del ser humano donde establece relaciones plenas y reciprocas entresexos y entre generaciones, que lo habilitan para desempeñarse efectivamente en lasociedad, promoviendo así diversas formas de capital humano y social.1.1.¿Qué es la familia?En la realidad actual pareciera difícil dar una definición de lo que es la familia, porla expansión de ideológicas que han distorsionado su concepto, argumentando paraello que el cambio de época y la mal llamada “posmodernidad” demandan unanueva concepción. Según el PNUD " (1998) "la familia conforma un espacio deacción en el que se definen las dimensiones más básicas de la seguridad humana: losprocesos de reproducción material y de integración social de las personas" ( p. 192).Se rescata su importancia para la humanidad.De acuerdo a la Enciclopedia Británica (2016) la familia es:“ [La] unidad social básica compuesta por personas unidas por lazos dematrimonio (afinidad), de “sangre” (consanguinidad) o de adopción, quegeneralmente corresponden a un solo hogar. La esencia del grupo familiar es larelación entre padres e hijos ( ) se ocupa de la crianza y socialización de loshijos; el cuidado de los ancianos, enfermos o discapacitados; la legitimación de laprocreación y la regulación de la conducta sexual, además de ofrecer seguridadfísica, económica y emocional que es básica para sus miembros”. Se destaca larelación entre sus miembros y sus principales funciones.9

Por otro lado, el Catecismo de la Iglesia Católica manifiesta que “La familia es lacélula original de la sociedad humana, y precede a cualquier reconocimiento porparte de la autoridad pública”. Ello debido a que es una realidad natural cuyaexistencia está en la esencia misma del hombre desde su creación. “( ) la familia esuna comunidad de vida, amor y fraternidad en la cual se desarrolla la naturalinclinación humana a la comunión, al vivir con el otro en una verdadera entrega ydonación total”. Pontificio Consejo para la Familia, Carta de los derechos de lafamilia, 22-10-1983, parágrafo E del Preámbulo)La realidad natural que se menciona se explica en el llamado a la comunión, al estarcon, a la apertura que tiene todo ser humano desde que nace. Este llamado se hacerealidad en la familia, donde se vive en relación con los otros mediante los vínculosfamiliares. Es decir, la comunión es una característica esencial de la familia.El fundamento de esta institución natural es el matrimonio, cuyo núcleo esencial esla relación conyugal. Esta relación es la unión del hombre y la mujer como serescomplementarios, y se caracteriza por ser fiel, indisoluble y abierta a la vida.Se rescata de las definiciones expuestas el aspecto trascendental de la familia comoprincipal y primer centro de humanización de la persona, donde se establecen loslazos de amor que enseñan a convivir con el otro en un ambiente de paz. “La familiaes considerada, en el designio del Creador, como « el lugar primario de la"humanización" de la persona y de la sociedad ». (Altarejos en Bernal, 2005).En ese sentido, la familia es la base de la sociedad, en ella el ser humano se socializay aprende a relacionarse con las demás personas, y se hace consciente de suparticipación en la sociedad global (Compendio de la Doctrina Social de la iglesia).En conclusión, la familia, es por excelencia el espacio natural de la educación yhumanización del ser humano. En ella establece sus primeras relaciones de amorverdadero donde es querido, desnudo tal cual como vino al mundo, y formado envirtudes fundamentales. Gracias a ello se plenifica integralmente, y desarrolla su10

identidad, confianza, lo que le permitirá socializarse efectivamente. Por lomencionado, es indudable que ninguna otra comunidad puede reemplazar a lafamilia en su papel, pues es solo allí donde la persona se humaniza y aprende elverdadero amor, el que finalmente le permitirá en la coexistencia (donación yaceptación) con los otros realizarse como ser humano y contribuir con el desarrollode la sociedad en pro bien común.1.2 Relevancia de la familia en la sociedadTrascendencia como su nombre lo indica significa consecuencia muy importante,algo que va más allá de los límites naturales (RAE, 2016). La familia conlleva ellopara la humanidad, es decir, los bienes o males que en ella se generen repercutiráncon gran magnitud en el desarrollo humano de las personas y por ende en lasociedad. En ello radica su gran relevancia social.En consecuencia, existe una relación directa entre en el buen funcionamiento de lasfamilias y el buen desarrollo de la sociedad. En ese sentido, las virtudes que seaprenden en el hogar como el respeto, la solidaridad y la tolerancia sonimprescindibles en la convivencia de una fraternidad mayor y como parte de unasociedad global.“( ) la familia es, de hecho, el mayor recurso que tiene la sociedad ( ) enla medida en que ella misma consiste en una relación de plena y establereciprocidad entre sexos y entre generaciones. En efecto, es este tipo derelación la que promueve y facilita la transmisión del patrimonio decivilización adquirido en generaciones pasadas, incluyendo las diversasformas de capital humano, social y espiritual que se concretan y semanifiestan en las diferentes virtudes personales y sociales. Estatransmisión hace posible la convivencia civil y política” (Montoro,2013:19).11

En conclusión, la familia es fundamental para el desarrollo de la persona y de lasociedad, pues a través de la educación que brinda a sus integrantes, los dota de lascompetencias necesarias que necesitan para desenvolverse efectivamente con losdemás. Todo ello hace posible que cada persona sea un ciudadano responsable yfraterno que transmite la misma enseñanza a su familia de generación en generación,lo que finalmente contribuye con el desarrollo de la humanidad. “La familia siguesiendo hoy, y será siempre, el pilar fundamental e irrenunciable de la vida social ( )representa un valor fundante y un recurso insustituible para el desarrollo armónico detoda sociedad humana” (Instrumentum laboris, 2015).En síntesis, la humanización que hace posible la sana convivencia y prosperidadhumana económica y social.1.3 Aporte a la humanidadLa familia durante la historia de la humanidad ha brindado una inconmensurableayuda y soporte al sistema económico, político y social en general, lo que hapermitido que la humanidad siga existiendo y permaneciendo en el tiempo. Ellose evidencia en varios aspectos. Uno es su aporte para la continuidad de laespecie humana, otro, el apoyo social y económico que ha significado ante crisisdiversas de la historia, y, finalmente, uno muy importante es ser el centro dehumanización de la persona. En general, son estos los principales aspectosfundamentales que hacen posible que la humanidad siga existiendo. Acontinuación se explica cada uno.1.3.1 Asegura la reproducción y permanencia de la raza humanaLa permanencia de la raza humana implica la reproducción de la especie y es enla familia donde esta reproducción se da de manera natural. Pues ella descansa enla unión conyugal que como es natural deviene en la procreación.12

“Las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer son la base dela existencia natural de una sociedad o comunidad, en tanto a partirde ellas es posible alcanzar el propósito de procreación, en formanatural ( ) posibilitando la reproducción de la especie humana”(Del Picó, 2006:p.10).Como se aprecia, en un aspecto tan fundamental para la supervivencia de la razahumana es la familia la institución de la cual depende de la humanidad, sin ellasería imposible que la humanidad siga existiendo.1.3.2Protección social ante crisisLa humanidad durante todo su devenir ha sufrido una serie de crisis económicas,de salud, entre otras, y la familia ha sido la primera y principal institución que hahecho frente a estas, incluso ante las insuficiencias del sistema social estatal. Esdecir, ha significado para sus miembros un núcleo de protección frente a crisis.Por ejemplo, la última crisis que remeció Europa, Estados Unidos y con mayoranterioridad América Latina en los 80, han sido las familias las que movilizaronsus principales recursos para afrontar las crisis. Las mujeres y los hijos seinsertaron en el mercado laboral optando en algunos casos por la inmigración,donde a través de remesas lograron conseguir una estabilidad económica para lossuyos.En ese sentido, se constata a través de diferentes estudios, psicológicos,sociológicos y antropológicos, que esta institución ha cumplido una funciónsocial de mantenimiento y sustento económico de los miembros que nogeneraban ingresos (Buenaga, 2014, p.39).En el presente, ante los cambios demográficos como el envejecimiento de lapoblación, la permanencia de los hijos en la familia de origen y la fecundidadadolescente la familia sigue asumiendo nuevas responsabilidades en la13

protección de sus miembros, aspectos que muchas veces el Estado no puedecubrir (Sunkel, 2006, p.5).Por ello es que la familia continúa constituyendo un criterio básico de laorganización de la protección social y ello desde la organización de losmecanismos de garantía de rentas hasta la prestación de servicios sociales(Arraigada, 2005, p.20).Cabe destacar, que el hecho de que la familia represente ese núcleo deprotección ante diversas situaciones de crisis, es posible gracias al principio desolidaridad que existe entre sus miembros y que hace esta se configuré como uncentro de solidaridad intergeneracional ante alguna necesidad o problema deunos de sus integrantes. Ello se puede notar en la ayuda que se prestan entreparientes, por ejemplo cuando llega un familiar a una ciudad nueva, ya sea portrabajo o estudio, y es la familia el primer lugar donde se acude, porque seasume que es el lugar donde siempre se va ayudar y acoger con hospitalidad.Este principio de solidaridad que hace posible la protección y ayuda social esproducto de la convivencia y educación que se da en la familia, como se verá enel siguiente apartado.1.3.3Educa para la socialización y sociabilidadLa misma dinámica de la familia, es decir, sus interacciones, relaciones entrepadres e hijos, generan el más rico y profundo aprendizaje de actitudes yhabilidades necesarias para desenvolverse en la sociedad. Además, tambiéneduca propiamente en virtudes sociales que le permiten con madurezdesempeñarse efectivamente con el entorno. Es decir, la familia socializa ysociabiliza a la persona.Ambos procesos: socialización y sociabilidad son fundamentales, el primeropara conocer el entorno y saber responder a él; y, el segundo, para con madurez14

social coexistir de forma pacífica, contribuyendo positivamente en la sociedad(Bernal, 2005, p.3).Además, la sola experiencia relacional del niño con sus padres, le brinda laconfianza básica y la seguridad necesaria que le posibilitará la apertura a otroscontactos sociales, aprendiendo en este contexto relacional el uso de formas decomunicación íntimas, el uso de la expresión emocional, a demandar ayudacuando se sienten necesitados y a ayudar para satisfacer las necesidades de losdemás. (Garaigordobil, 2007, p. 149).Entonces, se aprecia como desde el momento en que el ser humano nace yasolo el contacto con sus seres queridos va formando en él aspectos crucialespara la apertura con los otros. Pero ello no es todo, asimismo, los padrestambién educan propiamente en virtudes sociales que permiten a la personacontribuir, mediante una sana coexistencia, con el desarrollo de lahumanidad. Esto se da mediante la sociabilidad.“La familia, comunidad natural en donde se experimenta la sociabilidadhumana, contribuye en modo único e insustituible al bien de la sociedad. Lacomunidad familiar nace de la comunión de las personas: « La "comunión"se refiere a la relación personal entre el "yo" y el "tú". La "comunidad", encambio, supera este esquema apuntando hacia una "sociedad", un"nosotros".En la experiencia relacional y educativa con los seres queridos la persona adquierelos valores y virtudes necesarias como el respeto, la obediencia, la solidaridad queson necesarias para relacionarnos en una comunidad mayor. Por ejemplo, en eltrato con los demás miembros de la familia como tíos, abuelos, primos, se aprendea convivir con otras generaciones y realidades familiares, lo que forma y preparapara comprender e interrelacionarse con otras generaciones en la sociedad engeneral.“La cohesión social y la solidaridad intergeneracional pueden sostenerse ycomenzar en la vida familiar. Las relaciones familiares basadas en un amor15

recíproco que van más allá del intercambio conducen a la unidad de laspersonas entre diferentes individuos, y a llevar una vida de apoyo mutuoque enseña en la práctica el sentido de solidaridad y el gran valor de lainterdependencia” (Bernal, 2014).En relación a lo mencionado, la familia también enseña las costumbres, roles, y elrespeto por las convenciones sociales y demás normas de convivencia establecidasque son necesarias para una coexistencia pacífica. Al respecto, la confianza,solidaridad, lealtad, comunicación, colaboración aprendida en la familiaconstituye un capital social con voz propia y que se puede constituir en un espaciogenerador de ideas, expectativas que alcance a la sociedad. Ello es muyimportante si se pretende que las relaciones sociales en todas las instituciones ysectores sociales sean democráticas, pues mediante este tipo de valores que seforjan en la familia se puede contribuir a formar y consolidar sociedadesdemocráticas mediante familias democráticas (González, 2006).En síntesis, la familia tiene un papel crucial en el desarrollo social; que sobre ellasrecae la responsabilidad primordial de la socialización y sociabilidad de laspersonas que al final repercute directamente en una sana convivencia en lasociedad y en el desarrollo de la humanidad.1.3.4 Escuela de humanidadUna sociedad sana, fraterna que goza de paz y estabilidad conlleva en primertérmino un óptimo desarrollo humano de las personas que la habitan, en esesentido, la familia forma y educa en aspectos fundamentales que lo hacen posible.Las competencias necesarias que deben adquirir las personas para humanizarse sedesarrollan en la familia, sin ella estas no se lograrían como debieran. “Lasfunciones de la familia, básicamente, cuidado, socialización y educación sonnecesarias para el desarrollo humano” (Bernal, 2014:2). En ese sentido, la familiaes el primer y principal centro de humanización de la persona.16

El ser humano desde su creación está llamado a la perfección, y esteperfeccionamiento que se da en la familia es lo que lo humaniza. En laconvivencia diaria con los que le aman la persona desarrolla su personalidad ydemás potencialidades que le permitirán desenvolverse efectivamente en lasociedad.Esta humanización tiene como principal aprendizaje, el aprender a amar, seguidodel aprendizaje de las virtudes fundamentales para la convivencia, y la educaciónde la libertad y la afectividad son los principales. Y, precisamente, es la familia elámbito por excelencia para el desarrollo de estos aprendizajes.Al respecto, el Concilio Vaticano II manifiesta que la familia es el original yprimario espacio para la educación respecto a los demás agentes educativos, enella los padres e hijos se relacionan mediante el amor, por eso mismo esinsustituible e inalienable, es decir, no puede ser suplido de la misma manera pornadie, debido a la calidad de losvínculos que allí se establecen (Conciliovaticano II, Declaración Gravissimum educationis, 28-X-1965, n.-3).A continuación, se explica cada uno de los principales aprendizajes que sedesarrollan en la familia.A. El aprendizaje del amorLa familia se presenta como el primer y principal espacio donde la persona recibeamor desinteresadamente por ser quien es, por el simple hecho de existir. En lafamilia el ser humano es amado desnudo como vino al mundo, sin ningún papel ocargo, y se le reconoce su dignidad. “Amor y consideración o trato personal sondistintas manifestaciones del reconocimiento integral e integrador de la dignidaddel ser humano”. Ello es consecuencia del amor primario que se brinda en elhogar (Bernal, 2005).“La primera estructura fundamental a favor de la "ecología humana" es la familia,en cuyo seno el hombre ( ) aprende qué quiere decir amar y ser amado y, por17

consiguiente, qué quiere decir en concreto ser una persona” (Sínodo de losObispos, 2015).Respecto a una sociedad donde el individualismo y narcicismo está calando cadavez más en las personas, es indispensable que se aprenda a amar correctamente,conociéndose interiormente, y comprendiendo que el amor implica no solo recibirsino fundamentalmente dar y donarse. En ese sentido, la donación que se requiereen el matrimonio cristiano se presenta como un fuerte antídoto a la tentación de unindividualismo egoísta.B. Aprendizaje de las virtudes fundamentales que hacen posible la paz yfraternidadLos principios y valores que se aprenden en la familia constituyen el fundamentode la vida social (Bernal, 2014). Las virtudes como el respeto, prudencia,agradecimiento, solidaridad, se aprenden mediante el ejemplo en la convivenciadiaria del hogar, y estos son indispensables para el mantenimiento de la pazsocial.“En la puerta de entrada de la vida de la familia, afirma el Papa Francisco, «estánescritas tres palabras [ ]: “permiso”, “gracias”, “perdón”. En efecto, estaspalabras abren camino para vivir bien en la familia, para vivir en paz»(Francisco, Audiencia general, 13 de mayo de 2015).En síntesis, la familia como escuela de virtudes hace posible una sociedad justadonde el bien común, la fraternidad y la paz son las principales características.Demás aspectos de este aprendizaje se detalló en el apartado C.C. Aprendizaje de la libertad y de la afectividadEl desarrollo de la persona se realiza en un contexto donde hay que decidir siempreentre varias alternativas, ello va ejercitando al ser humano a elegir lo bueno. Lasprimeras elecciones que se van asumiendo se producen en el ambiente familiar, allí18

mediante el clima que se vive se aprende a elegir lo bueno no solo para él, sino parael común. En ese sentido, la familia es el ámbito originario para la enseñanza yconsolidación de la libertad, que se efectuará posteriormente en otros ámbitossociales (Bernal, 2005).Al respecto, los padres enseñan el correcto uso de la libertad a través de las normasy disciplina que establecen en el hogar. Así marcan los límites y enseñan en el día adía hábitos que irán formando el carácter y que permitirán que en el futuro afrontardiversas pruebas.El desarrollo de la afectividad conlleva el gobierno humano de los afectos que setrabajan desde la niñez y que implica la formación de hábitos de moderación que seabre posteriormente a la formación de la fortaleza o valentía; necesarias para hacerfrente a los obstáculos y dificultades que se oponen al proyecto existencial (Bernal,2005).Finalmente, un ciudadano con estabilidad emocional y seguridad capaz decontribuir con el bien común en la sociedad es producto de la forja que ha recibidomediante la educación en el hogar.19

CAPÍTULO IICRISIS DE LAS FAMILIA Y LA DELINCUENCIA JUVENIL2.1 De la familia tradicional a la familia “moderna”Las transformaciones sociales, económicas, ideológicas, demográficas ypolíticas que se iniciaron en el siglo XVIII afectaron no solo la forma en que seconcebía a la familia; sino, también sus hábitos, costumbres y normas, así como en elpapel que desempeñaba cada integrante dentro de la misma. Estos cambios no sedieron

1.3.3 Educa para la socialización y sociabilidad 1.3.4 Escuela de humanidad A. El aprendizaje del amor B. Aprendizaje de las virtudes fundamentales que hacen posible la paz y fraternidad C. Aprendizaje de la libertad y de la afectividad CAPÍTULO II: CRISIS DE LA FAMILIA Y DELINCUENCIA JUVENIL